Colegio de Ópticos de la Provincia de Buenos Aires – COPBA

logo invertido

Inspeccionamos entre todos

El Colegio de Ópticos de la Provincia de Buenos Aires inspecciona constantemente las distintas zonas sanitarias, teniendo en cuenta las denuncias recibidas y las inspecciones de rutina o recorrido que surgen de la planificación de zonas.

«Se programan las inspecciones de acuerdo a las zonas y se generan los recorridos. En el caso de denuncias, el inspector va y releva la denuncia, los negocios y ópticas lindantes», comenta la responsable del área de inspecciones, Graciela Martínez, y agrega «actualmente lo que se hace es dejar una notificación que ya se tiene preparada por el sector legal y se completan los datos básicos del negocio». Esta metodología de notificación se implementó debido a que se ha detectado que por desconocimiento de la ley muchos negociantes comercializan ilegalmente elementos ópticos.

Luego de la notificación, se programa otra inspección de verificación, en caso de proseguir con la actividad ilegal, «se labra un acta con tipificación de infracción con posterior solicitud a Ministerio del decomiso de mercadería y clausura del negocio; también se elevan las actuaciones a la AFIP ante la posibilidad de tratarse de mercadería de contrabando».

En el Ministerio de Salud de provincia, llega el acta, se caratula y se genera un expediente. De ahí, el ente envía al sector de inspecciones del área salud, y pasa un inspector de la institución o de acuerdo al pedido, van a verificar que haya venta ilegal o en otros casos se genera el decomiso, que lo hace el sector legal del Ministerio a través de un acta firmada por el Ministro, una orden y una resolución que explicita el hecho.

Actualmente, el Colegio tiene tres inspectores propios, todos ópticos matriculados que a partir del convenio de cooperación institucional firmado en 1994 gracias a la gestión de la presidente Mabel Bracchi colaboran con los de Ministerio.

¿Cómo denunciar?

En el caso de las denuncias a un quiosco, el matriculado debe presentar dirección, zona, y explicitar que el negocio está vendiendo elementos de óptica; este tipo de denuncias se reciben por teléfono o mail, y se programa la zona. El inspector pasa a ver qué sucede, y de acuerdo a la situación, se notifica o se realiza un acta.

Graciela explica que «si es una denuncia de venta ilegal la exigencia es menor, el inspector va y constata; ahora si la denuncia se dirige a otro profesional solicitamos que cumplan con la vía formal, que envíe la nota por escrito con documentación que corrobore».